Portada » Cómo convertir archivos sin complicaciones

convertir archivos

Cómo convertir archivos sin complicaciones

Películas, imágenes, canciones, documentos de texto… En el día a día manejamos ficheros de todo tipo, pero muchas veces nos encontramos con problemas al intentar abrirlos en otro ordenador o programa. Por suerte, la solución es fácil, y es lo que vamos a ver en esta entrada: cómo convertir archivos de forma gratuita y sencilla.

La solución genérica: CloudConvert

¿Para qué complicarse la vida cuando a veces las cosas son tan fáciles? En Internet puedes encontrar un amplio abanico de aplicaciones para convertir archivos de un formato a otro, pero en realidad no hace falta descargarse ningún programa para ello. Existe una web gratuita llamada CloudConvert, que sin necesidad de registro te permite convertir todo tipo de archivos, directamente desde el navegador, tanto en un ordenador como en un smartphone o tablet.

cloudconvert

Su funcionamiento es realmente sencillo: subimos el archivo que queremos convertir, elegimos el formato que deseemos y hacemos clic en el botón de descargar. Asimismo, podemos pedirle que nos avise cuando la conversión haya terminado o que nos guarde directamente el nuevo fichero en nuestra cuenta de Dropbox, Google Drive, etc.

CloudConvert trabaja con todo tipo de extensiones de imágenes, documentos, vídeos, archivos comprimidos, y dispone de una app para iOS. Como decía antes, se trata de un servicio gratuito, aunque con una serie de limitaciones en cuanto al tamaño de los archivos y el número de conversiones que podemos hacer por día. No obstante, para la gran mayoría de usuarios (entre los que me incluyo), son unas cotas más que suficientes.

Exportar en diferentes formatos

En muchos casos no hay que complicarse tanto, puesto que las propias aplicaciones con las que creamos los archivos nos facilitan exportarlo en otros formatos. Por ejemplo, Microsoft Word usa por defecto la extensión .docx, pero a la hora de guardar el documento nos da la opción de utilizar otros formatos, como .txt, .rtf o .odt (OpenOffice / LibreOffice).

exportar fichero
Pages permite exportar un fichero en formato de Microsoft Word

Este truco para convertir archivos funciona en la gran mayoría de programas que usamos habitualmente. Por si fuese poco, en muchos casos podemos abrirlo en esa aplicación y exportarlo en el nuevo formato. Continuando con el ejemplo anterior, para convertir un fichero de texto en formato .docx a .odt es tan fácil como abrirlo en Word o en LibreOffice Writer, darle a “Guardar como” y seleccionar la nueva extensión.

Aplicaciones para convertir archivos

A veces es posible que tengamos que convertir archivos muy pesados y nuestra conexión a Internet no sea lo suficientemente rápida como para usar servicios del tipo de CloudConvert. En ese caso es posible descargar alguna aplicación que haga esta tarea de manera local, directamente en nuestro ordenador. Lo aconsejable en este caso sería decantarse por una específica para el tipo de archivo que queramos convertir.

Handbrake
Handbrake, herramienta gratuita y potente para convertir vídeos

El caso más frecuente suele ser convertir archivos de vídeo, generalmente debido a problemas de compatibilidad a la hora de reproducirlos en la televisión o en otros dispositivos. Para ello os recomendaría instalar Handbrake, una herramienta totalmente gratuita, disponible para Windows, Linux y macOS, que es capaz de transformar cualquier archivo de vídeo, use el códec que use, al formato que deseas. Es más, incluso le puedes indicar en qué dispositivo te gustaría reproducirlo, escogiendo el propio programa el formato óptimo.

Convertir archivos es muy fácil

Pues ya ves, tres métodos sencillos para convertir archivos. ¿Cuál es mejor? Bueno, como siempre digo, eso depende bastante de la situación. Yo el que más uso es el primero, Cloudconvert, porque es realmente fácil y no requiere instalar ningún programa. Sin embargo, si necesitas transformar un fichero más voluminoso, puede que usar una solución basada en la nube no sea lo ideal. Handbrake es muy poderoso, y hasta te permite realizar modificaciones en el vídeo (pistas de audio, subtítulos, etc.).

La segunda opción, la de abrir el archivo y en “guardar como” cambiar el formato, es interesante para documentos de cualquier tipo, sobre todo si contienen información confidencial y no queremos que pasen por los servidores de un servicio en la nube. Tampoco requiere la instalación de ningún programa adicional y resulta más rápido que subir y después descargar el fichero de Cloudconvert.

Son muchas las opciones, y elegir una u otra dependerá de nuestras preferencias e intereses, por lo que mi consejo es que vayas probando con todas para ver cuáles te funcionan mejor. Y a ti, ¿qué método te gusta más para convertir archivos?

¡No te vayas sin dejar un comentario!