Inicio » Noticias » Cuenta atrás para el iPhone 8

iPhone 8
¿Será este el iPhone 8?

Cuenta atrás para el iPhone 8

Pasado mañana Apple nos desvelará su próximo gran smartphone. Se llame iPhone 8 o iPhone X, lo que todos esperamos es que revolucione el mercado como lo hizo el primer teléfono de la compañía de la manzana hace diez años. Muchos pensábamos que este gran cambio vendría con el iPhone 7, pero más que una nueva generación, se trató de un perfeccionamiento del 6S, que a su vez mejoraba el 6. Simplemente, mismo diseño con mejores características.

En lugar de escribir una entrada sobre los rumores del nuevo iPhone, me apetecía hacer algo más original y comentar cuáles son para mí los principales defectos del iPhone 7 (teléfono que tengo desde hace casi un año), con la esperanza de que sean corregidos en el modelo que se presentará en sociedad este martes.

#1: El WiFi

Wifi iPhone 7Mientras que el modem del iPhone 7, el componente que se encarga de la conexión a las redes móviles, brilla por su calidad, la antena WiFi deja mucho que desear. No sé si se trata simplemente de un problema de hardware o también influye en algo el software, pero lo que está claro es que su funcionamiento no es digno de un teléfono de este nivel.

La recepción de señal es muy pobre, y cuando te alejas un poco del router ya empiezan a surgir problemas que no tienen otros smartphones de gama media o alta. Otro problema con el WiFi es que al poco de bloquear la pantalla, si el dispositivo está en inactividad, se desconecta automáticamente de la red inalámbrica, reconectándose unos segundos después de desbloquearlo, lo cual implica un mayor gasto de batería y de datos móviles.

#2: El interruptor de sonido

El interruptor de sonido es una pieza que siempre ha diferenciado al iPhone del resto de smartphones. Para los que no sepan a qué me refiero, se trata de una pequeña muesca en el borde izquierdo del teléfono que con un toque permite cambiar entre modo silencio o vibración y modo sonido. Se trata de una herramienta realmente práctica, hasta el punto de que otros fabricantes la han copiado.

El problema es que en varios modelos de iPhone (no solo el 7), este interruptor se atasca con facilidad, siendo necesario hacer todo tipo de virguerías para que vuelva a funcionar. Al ir a la playa es muy frecuente que suceda esto, ya que siempre se cuela arena en la muesca, pero hay veces que se queda bloqueado de forma totalmente aleatoria. La primera vez que me sucedió pensé que era un problema de mi teléfono, pero después me enteré de que le sucede a muchísima gente con iPhones más antiguos.

#3: Carga lenta de la batería

Carga iPhoneEl iPhone 7 salió al mercado en el último cuatrimestre de 2016, en un momento en el que muchos teléfonos de gama media-alta ofrecían ya carga rápida. En modelos como el Galaxy S7 o el OnePlus 3 funcionaba realmente bien, sin sobrecalentarse ni afectar después a la autonomía. Solo hacía falta usar el cable y el adaptador oficial (que por supuesto venían incluidos de serie) para poder llegar a un 50% en tan solo 20 minutos.

« Con la carga rápida, es posible cargar un 50% de la batería en tan solo 20 minutos »

Pero Apple no le dio importancia a una característica tan útil como ésta, y muchos usuarios se lo recriminamos. El tiempo de carga del iPhone es muy lento, y para llegar al 100% con un uso mínimo del dispositivo mientras se carga tienes que esperar unas dos horas y media. Aunque usando el cargador de iPad en vez del de iPhone puedan reducirse algo los tiempos, siguen estando lejos de los de los teléfonos con carga rápida.

#4: Ausencia de jack de sonido

La mayor polémica del lanzamiento del iPhone 7 fue la ausencia del tradicional jack de audio, presente en todo tipo de dispositivos, convirtiéndose el puerto Lightning (conexión USB del iPhone y iPad) en el puerto de audio. Algunos lo vaticinaron como un acto de valentía de Apple para adelantarse a su tiempo y acabar con un estándar antiguo, tal como hizo con la eliminación de la disquetera y posteriormente de la unidad óptica en sus ordenadores. Pero el grueso de la opinión pública no lo vio con buenos ojos, ya que te obligaba a usar un adaptador para escuchar música con tus auriculares de toda la vida.

Este adaptador viene incluido de serie con el teléfono (¡faltaría menos!), junto con los EarPods de Apple, que se conectan directamente mediante Lightning. Mi experiencia personal es que al final te acabas acostumbrando, y a mis auriculares Sennheiser ya nunca les saco el adaptador. Si sueles usar muchos auriculares con tu teléfono es algo más engorroso, y cada adaptador cuesta unos 9€. Es un incordio, pero tampoco un motivo para no comprarte este teléfono. Lamentablemente, dudo mucho que Apple vuelva a incorporar un conector jack en el iPhone 8.

#5: Tamaño poco aprovechado

Teléfonos móviles como el Galaxy S8 o el LG G6 han dejado el listón muy alto, y han superado claramente a Apple en el apartado del diseño físico. Si antes era Samsung la que copiaba descaradamente a Apple con sus diseños, ahora serán los chicos de la manzana los que tengan que innovar en este aspecto.

El diseño del iPhone ya cansa, y su frontal está muy desaprovechado, con mucho marco y poca pantalla. Esto se nota sobre todo en los modelos Plus (los de 5,5″), que en la mano dan una sensación de pesadez y torpeza que no sientes en absoluto con un Galaxy S8, pese a que su pantalla sea más grande. Todos los rumores sobre el iPhone 8 apuntan hacia una pantalla sin bordes, que aproveche al máximo la superficie frontal del teléfono.

La cuenta atrás

Este martes 12 de septiembre, a las 19h españolas, se celebrará la keynote de Apple, en la que será presentado este nuevo (o nuevos) iPhone, junto con otras novedades, apuntando todos los rumores a un nuevo Apple TV y un nuevo Apple Watch.

iPhone 8
¿Será este el iPhone 8?

Las expectativas están por las nubes, y Apple se juega mucho. Es la oportunidad para los de Cupertino de dar un golpe sobre la mesa y demostrar que el iPhone es el mejor smarpthone del mercado, en un momento en el que la competencia cada vez le está poniendo las cosas más difíciles. Esperemos que mejoren los aspectos que no me gustan del iPhone 7, y que su precio no lo convierta en un objeto inalcanzable para los mortales.

¡No te vayas sin dejar un comentario!