Dormir bien: las pantallas no ayudan

¡Qué importante es dormir bien! Lamentablemente, la mayoría de nosotros no podemos dormir todas las horas que desearíamos, y mucha gente sufre problemas de sueño severos. Según ciertos estudios, el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarnos, como teléfonos, tablets y ordenadores, puede afectar a la calidad de nuestro sueño. Las razones son dos: por una parte, su uso provoca un incremento de la actividad cerebral, y por otra, la luz azul que emiten sus pantallas altera a las hormonas del sueño. Lo segundo se puede evitar mediante una serie de programas, que en algunos casos ya vienen instalados de serie en nuestros dispositivos.

dormir bien
Imagen de Japanexperterna.se

En el ordenador

Tengas un ordenador con Windows, Mac o Linux, lo mejor que puedes hacer es descargarte Flux, una app gratuita y muy ligera que se encargará de filtrar los tonos azulados de nuestra pantalla. En base a nuestra localización determinará los horarios de la puesta y salida del sol, tiñendo la pantalla del PC de un tono naranja cuando llega la noche. Con este filtro resulta más agradable usar el ordenador por la noche, y se reduce la alteración del sueño.

Flux

Se puede ajustar la intensidad del filtro, así como modificar manualmente el horario en el que se activa. Si tenemos un Mac con una versión del sistema operativo posterior a la 10.12.4, no nos hará falta descargar Flux, al contar de serie con Night Shift, una tecnología desarrollada por Apple muy similar al programa mencionado anteriormente.

En el smartphone o tablet

Night Shift
Configuración de Night Shift

Siguiendo el hilo del párrafo anterior, Night Shift también funciona en los iPhone y iPad desde iOS 9.3. Esta función se activa desde Ajustes, pudiendo configurar la intensidad del filtro y el horario en el que se activará: entre la puesta y la salida del sol o en un intervalo horario fijado por el usuario. Independientemente de esta configuración, es posible activar o desactivar el filtro manualmente desde el centro de control (deslizando el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia la superior).

Twilight
Twilight para Android

En Android cada fabricante va por libre, motivo por el cual en algunos smartphones y tablets ya disponemos de esta función incorporada de serie, al igual que en iOS. No obstante, son muchos los dispositivos en los que no tenemos esta opción. Por suerte en la Play Store abundan apps que nos ayudarán a dormir bien, algunas mejores y otras peores. Una de ellas es Flux (sí, de la que empezaba hablando en el post), pero no funciona igual de bien que en el ordenador. Aún encima, requiere tener nuestro Android con root (¿qué es eso del root?) y según las valoraciones de los usuarios, presenta ciertos problemas de rendimiento. Una mejor apuesta sería descargar Twilight, que no requiere root y desempeña muy bien su función. Lo único que no me gusta de Twilight es que tiñe la pantalla de un tono más bien rojo que naranja. Pese a eso, cumple con su propósito de ayudarte a dormir bien.

Las alternativas no siempre funcionan…

Hace unos años salió a la venta un producto llamado Reticare, fabricado en España, por cierto. Su finalidad era proteger a los usuarios de las radiaciones dañinas para la vista supuestamente emitidas por las pantallas, y la verdad es que por su precio (sobre unos 16€) resultaría una gran inversión. Yo no puedo opinar sobre este producto porque nunca lo he probado, pero en Internet hay muchos artículos de medios muy respetables que ponen en duda su utilidad, como este de Hipertextual o este análisis de un oftalmólogo.

Al final es cuestión de darle una oportunidad a cualquiera de las aplicaciones de las que he hablado en esta entrada, e intentar reducir en la medida de lo posible el uso de teléfonos, tablets y ordenadores antes de acostarnos. Y tú, ¿duermes ahora mejor?

¡No te vayas sin dejar un comentario!