Portada » Soluciona los problemas más habituales en Android

Soluciona los problemas más habituales en Android

Android es un gran sistema operativo, siempre lo he dicho, incluso ahora que me he pasado a iPhone. Pero hay que reconocer que está plagado de pequeños fallos, quizás debido a lo fragmentado que se halla el sistema, presente en miles de dispositivos de cientos de fabricantes. A veces estos problemas, que no son graves pero sí resultan un incordio, son solventados con una pequeña actualización de software, pero en otros casos tenemos que intervenir nosotros.

El Wifi suele ser una de las mayores fuentes de problemas: inestabilidad de la conexión, gasto de batería excesivo, lentitud, etc. Además todo esto puede afectar a nuestro consumo de datos, por lo que es vital solucionarlo en caso de que algo no vaya bien. Existe un pequeño truco para arreglar los problemas relacionados con el Wifi que es entrar en Ajustes > Copia de seguridad > Restablecer ajustes de red. Es posible que según el teléfono los pasos puedan ser ligeramente diferentes; debes saber también que con esto perderás todas las redes guardadas, tanto las abiertas como las protegidas con contraseña.

La batería también da muchos dolores de cabeza, y muchas veces el origen del problema está en el software. Por eso lo primero que deberíamos hacer si notamos que la autonomía del móvil no es buena es ir a Ajustes > Batería, donde veremos un gráfico con lo que más batería consume. Si aparece algo raro, como una app que instalamos hace poco y que está gastando demasiada energía, no sería mala idea desinstalarla, o buscar en Google si a más gente le está sucediendo lo mismo. El problema no tiene porque ser necesariamente de software; el tiempo no le sienta bien a las baterías. Es muy posible que esté dañada, y en ese caso deberías plantearte sustituirla o bien por ti mismo o en un centro de reparaciones.

Otro problema bastante frecuente es el de la lentitud. Te compras un smartphone nuevo, de última generación, y al cabo de unos meses todo empieza a ir más lento. ¿Qué hacemos? Generalmente esto pasa porque tenemos mucho software instalado y consumiendo recursos. Desde Ajustes podemos ver el consumo de memoria RAM, y al igual que comentaba con lo de la batería, si hay alguna app que está gastando demasiada, lo mejor sería desinstalarla. Lo que personalmente nunca recomiendo es el uso de task killers, esos programas que están constantemente matando los procesos que se ejecutan en segundo plano. Las razones ya las expliqué hace un tiempo en este post.

El último quebradero de cabeza para muchos usuarios de Android es el de quedarse sin espacio de almacenamiento. Cada vez necesitamos más gigas porque todo ocupa más, desde las apps hasta las fotos. El problema se agrava si nuestro teléfono no admite tarjetas SD, obligándonos a hacer todo tipo de artimañas para librar espacio. ¿Solución? Desinstalar aquellas apps prescindibles, que ya no usamos, y hacer limpieza de fotos y carpetas como descargas. Aún podemos hacer más, como borrar la caché y los datos de aquellas apps que ocupen demasiado. Si quieres saber más sobre esto échale un vistazo a esta entrada, en la que explico con más detalle cómo librar espacio de almacenamiento.

No se me ocurren ya más consejos, pero me gustaría recordar antes de terminar esta entrada que la solución a la mayoría de problemas que tengamos con nuestro dispositivo Android pasa por restablecerlo a valores de fábrica, aunque ello implique perder todos nuestros datos, por lo que es fundamental hacer antes una copia de seguridad. Decir también que muchas veces estos pequeños fallos molestos son arreglados por los fabricantes con actualizaciones, si bien hay veces que estas traen otros problemas, pero eso ya es un debate que no viene a cuento aquí. ¿Se os ocurre otro consejo que no haya recomendado aquí?

¡No te vayas sin dejar un comentario!