Portada » La sabia decisión de desinstalar Flash

La sabia decisión de desinstalar Flash

Desarrollado por la desaparecida Macromedia y después por Adobe, Flash Player constituyó la base de la web durante muchísimos años. Prácticamente todo aquello que no fuese un texto con imágenes estáticas usaba este plugin, fuese un vídeo, un juego o una aplicación de cualquier tipo. Durante demasiado tiempo Internet se basó en un estándar propietario, que estaba en manos de una sola empresa. El tema empezó a cambiar cuando en abril de 2010 Steve Jobs publicaba una carta en la que criticaba a esta plataforma y justificaba que los dispositivos iOS no fuesen compatibles con ella. A muchos les parecía un disparate que un iPhone no pudiese ejecutar contenidos Flash, que así no triunfaría, y menos el iPad. Pero cinco años después parece que la “guerra” la han ganado los de Cupertino, porque a día de hoy se puede sobrevivir sin este programa.

Flash Player logo

En primer lugar muchas de las cosas para las que se utilizaba el software de Adobe se podían conseguir simplemente con HTML5, es decir, sin necesidad de ningún plugin ni herramienta de terceros. De esta forma es el navegador quien se encarga de procesar todo, lo que implica un menor consumo de recursos. Poco a poco se fue realizando esta transición, pero hubo que esperar para que gigantes como YouTube diesen el salto. Otro de los motivos que daba Steve Jobs en esta carta y en el que no todo el mundo está de acuerdo es en la experiencia de uso de los contenidos Flash, que al haber sido diseñados para PC no iban a ser agradables de usar en un teléfono móvil. Sin embargo, las webs diseñadas con HTML5 y JavaScript son correctamente renderizadas en cualquier dispositivo, tenga una pantalla de 3 pulgadas o de 25. Además, estas tecnologías son implementadas por el propio sistema, lo que da lugar a que se pueda adaptar mejor la página web al teléfono, tableta u ordenador. Pero lo que realmente está llevando en estos últimos meses a Adobe Flash a la horca es su baja seguridad. En julio salieron a luz una serie de vulnerabilidades que permitían controlar remotamente cualquier dispositivo con Flash Player, algo nunca visto hasta ahora.

Imagen de http://techhelpkb.com
Imagen de http://techhelpkb.com

Con todos estos argumentos en contra y teniendo en cuenta que cada vez menos webs requieren el plugin de Adobe es un buen momento para plantearse desinstalarlo para siempre. A mediados de junio tuve que formatear mi ordenador y ya no descargué Flash Player, ni falta que me ha hecho. Lo único para lo que me ha hecho falta fue para hacer un test de velocidad de Internet, el cual acabé realizando desde mi móvil con una app. El resto de las páginas web me funcionan genial, y los vídeos en HTML5 van más fluidos que con Flash. Mi recomendación y la de la mayoría de la gente ahora mismo es que elimines este plugin de tu PC, use el sistema operativo que use, sobre todo teniendo en cuenta que si realmente ves que lo necesitas puedes volver a descargarlo.

¡No te vayas sin dejar un comentario!