Portada » Protege tus cuentas online con Latch

Protege tus cuentas online con Latch

Puede que algunos de los lectores de este blog conozcan a Chema Alonso, probablemente el hacker español más famoso por su aparición en numerosos programas de TV. Desde hace unos años fundó Eleven Paths, una empresa dedicada a la seguridad informática, y uno de sus productos es una app llamada Latch, con la que podremos proteger nuestras cuentas online de una forma muy sencilla. Se trata de una idea muy buena e interesante, tal como os explicaré ahora, pero que desgraciadamente no se puede usar con la mayoría de servicios del día a día.

Latch - iOSLatch consiste en una app para el móvil con la que podremos desbloquear el acceso a nuestros servicios enlazados en el momento que necesitemos acceder a ellos, para después volver a bloquearlos, de forma que nadie pueda entrar sin nuestro consentimiento. De cara al usuario el funcionamiento es muy sencillo, teniendo tan solo que descargar la app para nuestro smartphone (disponible para Android, iOS, Windows Phone, Blackberry y Firefox OS) y registrarse. A partir de ahí podremos enlazar nuestras cuentas en las webs compatibles con la aplicación. Para eso habrá que entrar en los ajustes del servicio en cuestión y buscar la opción de enlazar con Latch. Nos solicitará un código (también llamado token) el cual generaremos desde la app móvil seleccionando la opción de “Añadir nuevo servicio”. Nos dará un minuto para copiarlo y darle a “parear”. De esta forma se vinculará nuestra cuenta con Latch, de forma que ya podremos controlar su seguridad desde el móvil. Aparte de permitirnos bloquear o desbloquear el acceso con un simple botón podremos asimismo configurar otros aspectos. Uno de ellos es el bloqueo automático, de forma que determinados días en unas franjas horarias que establezcamos se bloquee el acceso al servicio en cuestión de forma automática. Si alguien intentase acceder con nuestro usuario y contraseña mientras están bloqueados por la app, recibiríamos una notificación en el dispositivo advirtiéndonos de ello. Por último pero no menos importante contamos con la autenticación en dos pasos, es decir, que cada vez que queramos entrar en un servicio compatible con Latch habría que introducir un código de un solo uso que nos llegaría como notificación al teléfono.

Mejor pinta no podría tener la aplicación, pero la pena es la mísera cantidad de servicios compatibles. En su página oficial ofrecen una lista, aunque de todos modos tenéis la imagen debajo. ¿Por qué no lo usan muchas más compañías si es una solución tan práctica? El SDK (herramientas para los desarrolladores) que ofrecen son bastante fáciles de implementar, pero de algún lado tendrían que sacar el beneficio, y los perjudicados no iban a ser los usuarios. Si nuestro servicio tiene un mínimo de usuarios habrá que pagar una cantidad anual por poder usar Latch, y esta será directamente proporcional al número de usuarios, lo cual supone un gran handicap. Por eso y por lo que estuve viendo en su web oficial me da la impresión de que esta plataforma de seguridad está orientada a empresas para que lo implanten en sus páginas corporativas, es decir, para que lo usen sus empleados. Por suerte disponen de una versión gratuita llamada “Community”, con la que cualquiera puede probar el servicio con un máximo de cincuenta usuarios. Por ejemplo, se puede usar esta modalidad sin coste para proteger nuestra página web, ya que tienen plugins compatibles con WordPress, Joomla, etc., por lo que su configuración es facilísima.

Latch - servicios compatibles
Servicios compatibles de momento con Latch

Muchos se preguntarán por qué he escrito una entrada sobre un servicio inútil, en el sentido de que los pocos servicios compatibles no disponen de muchos usuarios (de hecho yo y mucha gente no somos usuarios de ninguno). Latch aún es un programa joven, por lo que todavía tiene tiempo de crecer, hacerse más conocido y que las compañías de Internet se empiecen a interesar en él. De momento habrá que esperar, pero me parece una idea excepcional, por lo que cuenta con todo mi apoyo.

¡No te vayas sin dejar un comentario!