Portada » Aprende un nuevo idioma con Duolingo

Aprende un nuevo idioma con Duolingo

En el verano siempre tenemos más tiempo libre para dedicarnos a todo aquello que quisimos durante el año pero que no pudimos por el trabajo o estudios. Un propósito muy habitual es el de aprender un nuevo idioma, pero mucha gente se acaba rindiendo debido al gran esfuerzo que supone. Como siempre, la tecnología nos puede ayudar, y de hecho en octubre del año pasado ya había analizado Memrise, un programa para móvil y tablet con el que adquirir conocimientos básicos del idioma que deseásemos, todo ello de una forma muy amena y dinámica. La app de la que voy a hablar es la otra gran alternativa, y la principal rival de Memrise. Sí, estoy hablando de Duolingo, con la que he comenzado a estudiar alemán y de momento estoy bastante satisfecho.

Duolingo - 4Se trata de un servicio cien por cien gratuito, sin publicidad ni engañosas compras in-app, al que podemos acceder desde un ordenador a través de su página web o desde nuestro smartphone o tablet con sus apps para Android, iOS y Windows Phone. Lo único que requiere es que nos creemos una cuenta para poder así guardar nuestro progreso, pero por suerte se puede iniciar sesión con Google. La lista de cursos va a depender de nuestro idioma; en español se puede estudiar alemán, francés, italiano, inglés y portugués. Al comenzar lo primero que se puede apreciar es la estructuración del curso en muchas unidades agrupadas en secciones. Estas van en orden, por lo que hay que empezar por la primera para ir desbloqueando las siguientes, creciendo progresivamente el grado de dificultad. Dentro de cada unidad hay a su vez varios capítulos en los cuales aprenderás unas pocas palabras. Duolingo - 3Los ejercicios son de varios tipos, destacando principalmente traducción (en los dos sentidos) y hablar, es decir, pronunciar una frase para que Duolingo te la valore usando el micrófono. Lo normal es que al empezar una lección no sepas el significado de las palabras, por lo que los ejercicios sean de escoger la palabra correcta y con imágenes para ayudar. Después las traducciones pueden ser usando el propio teclado del dispositivo o bien escogiendo entre las palabras disponibles en la pantalla. Lo de hablar está bien para oírte a ti mismo, pero pongo en duda la eficacia de la corrección.

Por cada unidad que completes te darán diez puntos de experiencia, que se sumarán a tu cuenta, de forma que podrás medir tu nivel en puntos. Además, cada tantos puntos que consigamos subiremos de nivel. Otro punto que hay que reseñar en este sentido es el de las metas diarias. Para aprender un idioma es muy importante la continuidad, por lo que el usuario puede establecer un mínimo de puntos que quiere conseguir cada día, recibiendo una notificación en el teléfono si no cumple con lo pactado. Para motivarnos también existen unas monedas virtuales llamadas Lingots, que recibiremos al subir de nivel o completar una unidad. Desde la app móvil solo se pueden gastar en personalizar a Duo, la mascota de la app, pero si entramos en el ordenador podremos invertirlos en cosas más interesantes como nuevos modos de práctica o una prueba global para evaluar nuestro progreso. Por extraño que parezca, estas monedas no se pueden conseguir pagando dinero de verdad, como en un juego normal, ya que tal como comentaba al principio, Duolingo es gratuita en todos los sentidos. La otra gran fuente de motivación es el añadir a amigos que usen este servicio para poder ver sus progresos y comparar los puntos conseguidos, dándole un grado de competitividad al aprendizaje.

Duolingo - tienda lingots

Al estudiar cualquier lengua es esencial el repasar continuamente, porque si no nos olvidaremos de las palabras que llevamos más tiempo sin ver. Independientemente del hecho de que en cada unidad se repasan palabras de otras anteriores, podremos refrescar la memoria en cualquier momento de lo que Duolingo considera que tenemos más oxidado. El usuario también puede consultar por su cuenta la fuerza con la que mantenemos cada unidad (en forma de barra de progreso) o desde el ordenador todos los términos aprendidos con la fuerza a su lado.

Yo la llevo usando unas semanas para aprender algo de alemán, y estoy muy contento, porque no me está resultando difícil y poco a poco voy dándome cuenta de que estoy aprendiendo bastante. Creo que es una mejor solución que Memrise, pero para sacarle el máximo provecho hay que entrar de vez en cuando desde el ordenador. Es cierto que las apps móviles están muy bien diseñadas, pero en ciertas unidades no podremos leer anotaciones sobre aspectos que requieren una explicación más profunda. De todos modos, es una aplicación fantástica que recomiendo que pruebe a cualquier persona que tenga ganas de aprender un nuevo idioma por interés propio, sin la presión ni la prisa de tener que preparar un examen.

¡No te vayas sin dejar un comentario!