Portada » ¿Qué sentido tiene ser un scraper?

¿Qué sentido tiene ser un scraper?

No lo soporto, en serio. Entrar en una página web colapsada de publicidad con entradas copiadas de otros blogs, y preguntarme qué sentido tiene eso. No voy a poner aquí un listado con ejemplos, porque seguramente todos ya hayáis entrado en alguna, pero para los que no lo sepan, un scrap es un blog en el que el contenido está completamente plagiado de otras bitácoras, sin mencionar su fuente. Así, sus autores se aprovechan del esfuerzo de los redactores que dan lo mejor de si sin esperar nada a cambio para a click de ratón empezar a generar dinero. Pensad que con elegir los mejores artículos que están en la red, juntarlos en una misma página e inflarla de anuncios el beneficio económico es interesante, ya que las visitas también son muy elevadas.

Como bloguero que soy esto me molesta mucho, y creo que tengo razones de sobra. Durante el año no es que tenga mucho tiempo libre, pero siempre intento publicar una entrada por semana, manteniendo siempre una serie de principios, como la calidad y la cantidad. Como es lógico, eso lleva su esfuerzo, y no siempre es retribuido, aunque es cierto que la principal motivación de este proyecto es pasarlo bien. Todo este trabajo lo publico en mi página, colocando tan solo dos bloques de anuncios que no molestan como forma de ingreso, ya que su alojamiento cuesta dinero. Y, de repente, te encuentras con un sitio que está cogiendo esas entradas y ganando mucho dinero a costa de ellas, sin ni siquiera hacer mención a su autor. Para evitar malentendidos, aclaro que por suerte no me ha sucedido eso, o no soy consciente de que me esté pasando, pero sé que muchos otros iguales están siendo víctimas del scraping, y muchas veces no tienen medios para enfrentarse a él.

Si escribes en un blog, después de haber leído esto seguramente te haya entrado la duda de si a ti también te están robando. Para comprobarlo existen varios métodos, como el de buscar en Google párrafos de tus entradas y ver si aparecen otras webs en los resultados, o recurrir a servicios especializados como PlagSpotter, en el que puedes ver si hay plagios de una entrada o mismo de tu sitio web entero. En caso de que así sea, deberás en primer lugar intentar cerrar la página que te copia, siempre que use algún servicio como Blogger o WordPress.com, con los que con un par de clics podrás denunciarla por plagio. Si no, la cosa se pone más complicada y quizá la única vía sea el juzgado. Pero lo mejor es protegerse, añadiendo al final de tu feed RSS una referencia al autor original, ya que los scrapers suelen obtener el contenido de forma automática mediante el RSS.

PlagSpotter

Para terminar, dejar claro que esto es una opinión y no todo el mundo tiene que compartirla, y que no se debe de confundir con tomar información de otras páginas para redactar tu propio post. Y vosotros, ¿que pensáis sobre el tema? ¿Habéis tenido algún tipo de problema con esto?

¡No te vayas sin dejar un comentario!