Portada » Mis 5 servicios favoritos

Mis 5 servicios favoritos

En su momento ya hablé de mis cinco apps imprescindibles para Android, pero hubo algunas que no incluí en esa selección debido a que por su naturaleza son más servicios que aplicaciones. Además, no son exclusivos para móvil, pudiendo acceder a ellos desde el ordenador o incluso TV. Por otra parte, requieren crearse una cuenta, permitiéndonos así sincronizar todos los datos entre los diferentes dispositivos en los que lo usamos. De este modo, aunque sean apps, en su esencia son servicios.

Aunque como sucedía con lo de las apps tengo muchos favoritos, aquí os voy a hablar de los cinco que más uso, que son Evernote, Dropbox, Spotify, Skype y Wunderlist. Todos ellos comparten en común el hecho de ser gratuitos pero permitirnos ampliar sus funcionalidades pagando una cantidad mensual o anual, ser muy conocidos entre la gente y poder utilizarse en diversos tipos de dispositivos y plataformas.

El primero de ellos es Evernote, un cuaderno de notas en la nube en el que podemos anotar todo lo que queramos. Las notas se clasifican por libretas y etiquetas, y se identifican mediante un título, pudiendo también guardar la ubicación en la que fueron creadas o la web de la que provienen. Respecto al contenido de estas, aparte de texto con formato, la app permite incluir fotografías, vídeos y archivos de cualquier tipo. Además, a través de diferentes actualizaciones se han incorporado funciones como el reconocimiento OCR, haciendo posible hacerle una foto a un post-it u hoja y digitalizar su contenido o asignar recordatorios a las notas, enviándonos una notificación a todos nuestros dispositivos a la hora y día que hayamos establecido, dirigiéndonos al contenido de la nota.

Evernote

El servicio cuenta con aplicación para ordenador (OS X y Windows) y para móvil o tablet (Android, iOS, Windows Phone y WebOS). Además, cuenta con una extensión para el navegador muy útil, llamada Evernote Web Clipper, con la cual podemos guardar con un clic la web que estamos leyendo en nuestra libreta. Respecto al precio, en su versión gratuita hay un límite de subidas y tamaño de notas, que actualizando a Premium (5€/mes) se puede aumentar, incluyendo también otras funciones como las libretas sin conexión, mejores búsquedas, etc. Además, Evernote cuenta con otras apps del mismo desarrollador que lo complementan, como Skitch, Evernote Food…

WunderlistMuy relacionado con Evernote está Wunderlist, un gestor de tareas que es muy útil a la hora de organizar todo tipo de cosas, desde el trabajo hasta un viaje. Su dinámica de funcionamiento es similar a la de apps como Any.DO, Recordatorios de iOS o Todoist, con listas en las que añadimos las tareas que tenemos que realizar, pudiendo marcar una fecha límite y un recordatorio, así como anotaciones, subtareas o incluso archivos. Los recordatorios son notificaciones que recibes cuando lo hayas establecido, pudiendo repetirlos cada cierto tiempo, siendo una de las funciones más útiles del servicio. Además, podemos marcar ciertas tareas como urgentes, colocándose como primeras en sus respectivas listas y apareciendo en una especial llamada “Destacados”.

Donde resulta más útil tenerla instalada es en el teléfono, pudiendo ver rápidamente desde este lo que tenemos que hacer o añadir nuevas tareas. De hecho, en Android incluye un widget muy útil, tanto para la pantalla de bloqueo como para la de inicio, desde el cual podemos ver todos nuestros recordatorios. Todo esto se sincroniza con nuestra cuenta, por lo que podemos acceder al servicio desde el navegador o con las apps disponibles para móvil, tablet y ordenador. Por su parte, si queremos acceder a características como las tareas ilimitadas o mejorar otras como la subida de archivos o conversaciones, disponemos de la posibilidad de suscribirse a la versión Pro por 5€ al mes.

DropboxOtro esencial es Dropbox, otro servicio más de almacenamiento en la nube, aunque probablemente el mejor y más famoso. Y no es para menos, porque es muy completo en todos los aspectos. Se trata de una carpeta online a la que solo podemos acceder nosotros con nuestro usuario y contraseña, subiendo y abriendo archivos desde cualquier sitio con acceso a Internet. El concepto es muy sencillo y similar al del resto de alternativas, pero son las funciones extras las que lo destacan, como poder compartir un archivo de tu carpeta con otra persona a través de un enlace, sin tener que darle los datos de acceso a la cuenta. Su popularidad también la avala la seguridad del servicio, que protege los datos del usuario y cuenta con una estructura de protección bastante buena.

Pero lo que lo hace genial son, sin duda, sus aplicaciones tanto para escritorio como para móvil o tablet, pudiendo instalarla en Windows, Mac, Linux y Android, iOS y BlackBerry. Reconozco que poder acceder al servicio desde el móvil es muy útil, ampliando las posibilidades de la plataforma, permitiéndome así hacer copias de seguridad de las fotos y vídeos, pasar archivos del ordenador al smartphone y viceversa… Respecto a las tarifas, la cuenta gratuita te da 2GB, ampliables hasta 16 a base de invitar a amigos. Lo siguiente ya son los 100, 200 o 500GB a razón de 9,99, 19,99 o 49,99€ al mes, proporcionándonos además funciones extras. He probado varias apps de almacenamiento en la nube y reconozco que, pese a sus pros y contras, esta es la que más me ha gustado.

La siguiente es Spotify, imprescindible para cualquier amante de la música. Se trata de un servicio que cuando fue creado en 2006 proponía un modelo impensable hasta el momento: escuchar música gratis, de buena calidad y de forma totalmente legal. Ocho años después sigue demostrando la calidad de su idea, con 26 millones de usuarios y millones de canciones en su catálogo. Para los que no lo sepan, es una aplicación que mediante streaming nos permite escuchar toda su música, financiándose mediante anuncios visuales en la app y cuñas publicitarias cada más o menos dos canciones. Simplemente hay que descargar el programa en el ordenador (compatible con OS X, Windows y Linux) o móvil o tablet (iOS, Android, Windows Phone, Symbian y Palm) y escuchar las canciones buscándolas por su nombre, artista o álbum o a través de listas de reproducción publicadas por otros usuarios. Asimismo, podemos guardar nuestra música favorita en listas de reproducción, para no tener que buscar uno por uno los temas que nos apetece escuchar.

Spotify

Su versión gratuita está bastante bien si solo queremos escuchar música en el ordenador, pero si nos apetece hacerlo con nuestros dispositivos portátiles lo más recomendable es pasarse a Premium (9,99€ al mes), que nos permitirá guardar las listas de reproducción para poder acceder a ellas sin Internet, disfrutar de una mejor calidad de sonido y una serie de ventajas más, aparte de no tener que aguantar la publicidad. Aunque en su catálogo encontremos todo tipo de música, no puedo terminar la reseña sin recordar que la producción de algunos artistas no aparece por decisión suya o de sus representantes, como la de The Beatles u Oasis. Pese a eso, es un gran servicio, que sinceramente creo que representa la dirección que tiene que seguir la industria de medios digitales para acabar con la piratería.

El último de este “Top 5” es Skype, un viejo conocido pero que tiene todo el derecho a estar en la lista. Después de haber pasado por diferentes propietarios, la plataforma de videollamadas a través de Internet ha ido evolucionando hasta llegar a convertirse en el programa más utilizado para hacer llamadas VoIP. Todo esto gracias a ser gratis, ser compatible con todo tipo de dispositivos y contar con millones de usuarios. Pero el servicio no se queda en añadir a tus amigos y hablar con ellos mediante texto, voz o video, si no que cuenta con opciones tan interesantes como llamar a teléfonos o móviles y enviar SMS.

Skype

Sin embargo, su elevado número de clientes perjudica a la calidad de las llamadas, haciendo que muchas veces se corten o se vean distorsionadas, haciéndose muy incómoda la experiencia. Respecto a los precios, su versión básica es gratuita, como pasa con el resto de servicios de los que hablé, pero para hacer las llamadas y SMS a teléfonos o móviles necesitas dinero, pudiendo también pagar una tarifa plana mensual para no pagar por las llamadas a un país en concreto.

Y estos son mis cinco servicios favoritos, todos ellos gratuitos y multiplataforma, aparte de realmente útiles. Así que si os tienen buena pinta, no dudéis en crearos una cuenta, que seguro que os gustarán. Y recordad que aunque las características las establecen los desarrolladores, es el usuario el encargado de aprovecharlos al máximo y descubrirle nuevas utilidades.

¡No te vayas sin dejar un comentario!