Portada » La importancia de un dominio propio

La importancia de un dominio propio

Cuando creé este blog en 2011 con Blogger, la dirección web para entrar en él era internetsurface.blogspot.com. Si nos fijamos, la dirección está compuesta por tres elementos: “internetsurface” (el subdominio), “blogspot” (el dominio) y “.com” (el dominio superior). Esto sucede con todos los blogs que se crean en plataformas gratuitas como Blogger, WordPress.com, etc. Se trata de una forma de publicitar el servicio en el que se basan y permiten también que su coste sea mínimo. Pero por otra parte tiene sus defectos, como que al ser tan largo puede ser más difícil de recordar y que no queda muy “profesional”. Por eso es tan importante tener un dominio propio, es decir, internet-surface.com en vez de internetsurface.blogspot.com.

Dominios STRATO

Cuando empezamos un proyecto como un blog, lo normal es hacerlo con un proveedor como los que nombraba en el párrafo anterior, por lo que tendremos esa dirección larga. Lo normal sería permanecer con ella durante un tiempo, mientras mejoramos nuestra web tanto en contenido como en calidad, a la vez que aumentamos la audiencia. Pero cuando ya esté mínimamente consolidado, será el momento de alquilar un dominio. -¿Alquilar?- os preguntaréis muchos. Pues sí. Está claro que gratis no iba a ser, pero es muy barato y se paga anualmente. En caso de que dejes de pagarlo, te quedarás sin él, así de sencillo. Sabiendo esto, hay que buscar una empresa que nos facilite el asunto. Por suerte hay miles, con precios muy interesantes (un dominio .com te puede costar sobre cinco euros anuales, dependiendo de con quien lo compres). Por ejemplo, mi blog usa STRATO, aunque hay otras muy buenas como 1&1 o GoDaddy. Lo siguiente será escoger el dominio y la extensión, pidiendo ser una clásica (.com, .es, .net…) o una nueva (.madrid, .viajes…), aunque estas últimas son más caras. Si el dominio elegido no existe tan solo habrá que seguir los pasos que aparecerán y en 24 horas lo tendrás ya disponible.

¿Y ahora que hago con él? Pues una cosa llamada “redirección“, que explican muy bien en esta entrada como hacerlo. Si has seguido correctamente todos los pasos, tanto el nuevo dominio como el anterior deberían de llevarte a tu blog sin problema.

La pregunta que se hacen todos realmente es por qué es importante este dominio propio, y hay muchas respuestas. Una de ellas, como comentaba antes, es la “profesionalidad” que otorga a nuesta web, sea del tipo que sea. De hecho, si nos dedicamos a una actividad comercial o de carácter lucrativo es indispensable contar con nuestra propia dirección. También será más vistoso y fácil de recordar, por lo que recibiremos más visitas y resaltaremos mejor nuestra marca. Después hay más razones pero que pueden ser debatidas, por lo que no las expondré aquí. Sencillamente recomiendo a todos los que tengan una web o blog que mantengan (no esas bitácoras que a los dos meses se abandonan) que adquieran un dominio, y que el coste merece la pena.

¡No te vayas sin dejar un comentario!