Inicio » Reviews » Sistemas operativos » Android, iOS o Windows Phone, ¿cuál es el mejor para ti?

Variedad de smartphones con Windows Phone

Android, iOS o Windows Phone, ¿cuál es el mejor para ti?

Antes, a la hora de comprar un móvil lo importante era el apartado del hardware y de la estética. Sin embargo, con la llegada de los smartphones, ahora también es un factor cada vez más importante la elección del sistema operativo. Aunque haya muchos, los tres más populares actualmente son Android, iOS y Windows Phone. El problema está en que no sucede como con los ordenadores, donde puedes instalar otro S.O. si no te convence el que trae, sino que aquí (salvo excepciones) estás limitado al sistema que utiliza el terminal por defecto. Por eso mismo voy a hablar un poco de cada uno de los tres que dije antes, para que veas cual es el que mejor se adapta a lo que buscas.

procesos-androidEl primero es Android, lanzada su primera versión en 2008 y desarrollado por Google. En seis años ha evolucionado muchísimo, convirtiéndose en el sistema operativo móvil más usado. Eso ha sido gracias a sus numerosas virtudes, siendo la primera el hecho de que sea abierto y libre. Cualquier persona puede acceder a su código fuente y modificarlo a su gusto. Además, los fabricantes pueden incluirlo en sus dispositivos personalizándolo a su gusto. También tenemos total libertad para crear aplicaciones e instalarlas en nuestro dispositivo sin ningún tipo de licencias. Esto ha provocado, a su vez, que la cantidad de apps disponibles para Android sea muy grande, situándose cerca de la App Store de iOS. Y también es un aspecto positivo su popularidad, porque despierta aún más el interés de los desarrolladores y hace que el sistema vaya mejorando con nuevas versiones.

 

 

Nexus-1Sin embargo, no todo es oro y este S.O. presenta ciertos aspectos negativos, como la seguridad, que aunque esté continuamente mejorando aún sigue siendo un punto débil de Android, haciéndose necesario en muchos casos instalar un antivirus y tener que andar con pies de plomo al manejar el dispositivo. Por su parte, lo que decía antes de que los fabricantes puedan instalarlo en sus dispositivos con mucha libertad da lugar a capas de personalización que en la gran mayoría de casos arruinan la experiencia de uso y dan lugar a la llamada “fragmentación”, es decir, que hay tantos tipos de aparatos que lo usan que es imposible lanzar actualizaciones que lleguen a todos. Por último, recordar que todo esto da lugar a inestabilidad y pequeños problemas que se pueden hacer muy molestos, impidiendo o dificultando a veces realizar las tareas más sencillas que nos podamos imaginar.

Copia-iCloudSu gran enemigo siempre ha sido iOS, el sistema móvil de Apple, que usa el iPhone y el iPod touch desde 2007 y el iPad desde 2010. A diferencia del anterior, este solo se puede usar en los dispositivos desarrollados por Apple, lo que da lugar a una mayor optimización y por lo tanto hace que sea muy estable y rápido. Si algo hay que reconocerle a iOS es ser el creador del concepto de app que tenemos hoy en día, y eso tiene su premio, siendo el S.O. móvil con más aplicaciones disponibles en su tienda oficial. Además, al usarlo tan pocos dispositivos (solo los iPhone, iPad y iPod touch de Apple) las actualizaciones y el soporte técnico son de cinco estrellas. Y tampoco nos podemos olvidar de la seguridad, otro punto fuerte, aunque tenga muchas más vulnerabilidades que lo que la gente piensa.

iOS-6-ajustes

Respecto a sus desventajas, lo más criticado es que es muy “cerrado”, es decir, que el usuario apenas puede modificar ni personalizar el sistema, estando todo muy controlado por Apple. Por supuesto, el hecho de que los dispositivos que lo usan sean pocos también tiene sus inconvenientes, ya que limita la posibilidad de comprarlos a la gente con un presupuesto más ajustado debido a que son más caros. Y ya que estamos “criticando”, hay que recordar que esta plataforma es en la que más escándalos de vulneración de la privacidad y espionaje hubo, algo que muchos tendrán en cuenta.

Mi última propuesta es Windows Phone, el más joven de los tres, que en tan solo cuatro años se ha apoderado del tercer puesto en los sistemas móviles más usados y populares. Eso ha sido gracias a su diseño, que es muy diferente al resto pero es intuitivo y fácil de usar, aparte de muy agradable. Si a esto le acompañamos la estabilidad y la velocidad que tiene, obtenemos un producto muy interesante. Además, presenta bastante seguridad, lo que lo revaloriza más aún. Sin embargo, lo que lo diferencia en este aspecto de iOS es que es usado por dispositivos de diferentes fabricantes, pero al estar controlados por Microsoft no hay (de momento) un fenómeno de “fragmentación”, como sucede en Android, siendo el software prácticamente igual en todos los móviles, sin capas de personalización.

Variedad de smartphones con Windows Phone
Variedad de smartphones con Windows Phone

Entonces, si es así de bueno, ¿por qué no es el número uno? Principalmente, por sus programas. El número de apps disponibles es sensiblemente inferior al de sus otros dos competidores, y muchas de ellas son bastante malas o están mal adaptadas a la plataforma. Poco a poco va creciendo la cifra y la mayoría de aplicaciones imprescindibles están disponibles, pero aún queda mucho camino por recorrer. Además, su personalización es nula, atreviéndome incluso a decir que inferior a la de iOS. No puedo opinar mucho más sobre Windows Phone porque nunca he tenido un teléfono que lo use, pero tengo amigos que lo usan y están encantados con él. Sin duda, presenta un futuro prometedor.

Hay muchos más sistemas para móviles, como BlackBerry, Tizen, Ubuntu Phone… Pese a eso, no están a la altura de los tres grandes ni en cuota de mercado ni en funcionalidad, de ahí que no los analizase. Finalizando, podemos concluir que la elección va a depender de tus gustos y preferencias. Los tres son muy buenos y tienen características que los hacen únicos, pero es recomendable informarse bien y hacer una buena elección, ya que cada vez el sistema operativo es más importante que el teléfono en sí.

¡No te vayas sin dejar un comentario!