Portada » Recupera el control de tu cuenta de Twitter

Recupera el control de tu cuenta de Twitter

Para los que somos usuarios de la red social Twitter es cada vez más habitual ver en el timeline tweets de gente a la que seguimos que son muy extraños, a lo “Espía el WhatsApp de tus amigos con esta app” o “¡He vendido mi cuenta de Twitter por 20€!”. Incluso a mí me ha llegado alguna vez un mensaje directo que ponía, en inglés y viniendo de un amigo que habla español, que había una foto mía que tenía que ver en un enlace. ¿Y qué pasa si entramos en uno de esos enlaces? Pues que nos piden nuestro usuario y contraseña del servicio del pajarito azul, convirtiéndonos nosotros también en víctimas de este problema.

Esto puede suceder de dos formas. La primera y más habitual es a través de la llamada API de Twitter, es decir, que nos dirigen a una página oficial de la red social en la que tenemos que iniciar sesión y nos informa de que tal aplicación quiere acceder a nuestra cuenta y lo que puede hacer y lo que no. Sin embargo, también puede pasar que a donde te redirigen es a una falsificación de la web oficial, donde le estás dando tus datos a un hacker sin saberlo. Recordad siempre, para cualquier servicio online, que para que sea el oficial, el dominio tiene que ser el propio, o sea, que en Twitter tiene que poner twitter.com, y no twiiter.com como en muchas de las falsificaciones.

Apps-twitterSi hemos sido víctimas de esto tendremos que pensar en cual de las dos trampas anteriores picamos. La más habitual es la primera, por lo que si así ha sido, entraremos en el navegador del ordenador y en “Configuración” nos dirigiremos a “Aplicaciones”. Ahí aparecerá una lista con todos los servicios y aplicaciones a las que hemos autorizado a acceder a nuestra cuenta, pudiendo ver sus permisos (que pueden hacer) e impedir el acceso. Ahora el proceso es tan sencillo como ir viendo la lista hasta que encontremos alguna sospechosa o que no conocemos, pulsando en “Revocar acceso”. También sería recomendable cambiar la contraseña de nuestra cuenta, especialmente si hemos caído en el engaño de la página falsificada. De todos modos, si no estás seguro, no te cuesta nada y es una medida extra de seguridad.

Aprovecho para recordar el refrán de “mejor prevenir que curar”, e insistir en que hay que asegurarse bien de que cuando damos los datos de nuestra cuenta es obligatorio comprobar que es fiable y que no es una estafa. Además, todos sabemos que lo de espiar el WhatsApp es algo que aunque se pueda hacer no está al alcance de todo el mundo con una app intuitiva, así que no os hagáis ilusiones y piquéis.

2 comentarios

¡No te vayas sin dejar un comentario!