Portada » ¿Cuál es tu sistema operativo?

¿Cuál es tu sistema operativo?

En los comienzos de la informática doméstica, en el apartado del sistema operativo no había mucho donde elegir, teniendo el monopolio Windows (Mac apenas tenía importancia). Pero ahora, varias décadas después, hay una gran variedad de sistemas operativos disponibles, con características comunes pero también muchas diferencias. Lo que no ha cambiado es la mayoría absoluta en usuarios de Windows, así como el hecho de que el S.O. de Apple solo se pueda instalar en sus ordenadores.

Desde su aparición en 1985, Windows ha ido actualizándose y adaptándose a las nuevas tecnologías, pero manteniendo su monopolio y el apoyo de los fabricantes. La combinación de estos dos factores hace que los desarrolladores de software se centren en él, por lo que en esta plataforma se puede instalar la gran mayoría de los programas que se diseñan para ordenadores. El simple hecho de que vayas a una tienda, compres un ordenador y este venga con Windows y a partir de ahí puedas descargarte las aplicaciones que quieras hace que muchísima gente ni siquiera sepa que existen más sistemas operativos, por lo que lo siguen usando. Microsoft ha sacado versiones muy exitosas, como el inmortal XP, y otras desastrosas, como Vista. La última es la 8.1, con la que Microsoft trata de fusionar su SO de ordenador, de móvil (Windows Phone) y el de la XBOX.

Macintosh-128kLa historia de Mac es bastante diferente. La primera versión del sistema operativo de Apple para ordenadores (Mac OS) fue lanzada en 1984, pudiendo ser únicamente usada en el Macintosh 128K. El sistema fue recibiendo actualizaciones, a la vez que aparecían nuevos ordenadores, pero seguía manteniéndose la restricción del SO para los ordenadores Apple. Pero durante una etapa en los años 90, la compañía de la manzana permitió a ciertos fabricantes instalar en sus ordenadores Mac OS, lo que no les benefició en absoluto. Sin embargo, uno de los cambios más importantes en la historia de Mac se produjo en 2005, cuando se abandonaron los procesadores PowerPC para utilizar los Intel que ya empleaban el resto de PC. Esto permitió instalar Windows sin complicaciones en los ordenadores Apple, y hizo posible que se pudiese hacer lo contrario, aunque con bastantes problemas de compatibilidad. Así, el sistema ha ido evolucionando hasta el día de hoy, encontrándose en la versión 10.9 (Mavericks). Apple también ha ido siguiendo su propio camino, y el éxito brutal que tienen el iPhone y el iPad da lugar a que intente fusionar su S.O. móvil (iOS) con el de escritorio (OS X).

TuxEl tercer gran sistema operativo es Linux, y su camino está muy separado del de los dos anteriores. El término “Linux” es muy ambiguo, porque puede referirse tanto al kernel del sistema o a los S.O. que se basan en este. En 1991, Linus Torvalds, un estudiante finlandés de 21 años, creó un pequeño sistema, basado en UNIX, que al tratarse de un hobby lo publicó como software libre. Tuvo mucho éxito, contribuyendo a su código miles de entusiastas. Este proyecto se topó con otro de la misma índole: GNU. Era un sistema operativo muy sencillo, también software libre, que al ver el éxito de Linux decidió usarlo como kernel. De este modo, nació GNU/Linux, un sistema que rápidamente empezó a diversificarse, apareciendo las llamadas “distribuciones”. Algunas de las más destacadas son Ubuntu, SUSE, Debian o Fedora, y todas se basan en GNU/Linux, pero utilizando entornos de escritorio y programas diferentes. También se basan en él sistemas móviles como Android, pero cuando se habla de “Linux” se entiende el conjunto de S.O. para escritorio.

Ahora bien, el título de esta entrada es “¿Cuál es tu sistema operativo?”, no la historia de cada uno, pero vi conveniente hablar un poco sobre ella como introducción. Como comentaba antes, la gran mayoría de la gente usa Windows, y muchos de ellos sin haber probado otro sistema, considerando en muchos casos que es su S.O. preferido, sin haber antes usado otro.

Windows es el favorito de los fabricantes, así que si buscas una plataforma que te de la seguridad de que vas a poder usar todos tus periféricos sin problemas, esta es la tuya. Entre esos periféricos se pueden encontrar los mandos para jugar, y es que Windows también es el mejor sistema operativo para videojuegos. Aunque los desarrolladores se centren cada vez más en las consolas de vídeo, el PC sigue contando con sus adeptos, siendo el sistema de Microsoft el más utilizado en este ámbito. Otros aspectos en los que destaca este es en la inmensa variedad de aplicaciones que se pueden instalar en él, yendo desde las más populares y productivas (Office, Photoshop, Sony Vegas…) a los proyectos más pequeños, creados por una persona en su habitación. También hay un importante componente multimedia, potenciado últimamente con la integración con XBOX.

Windows_8.1_Metro

Pero Windows también tiene sus características negativas, muchas de las cuales están cansando a sus usuarios, que migran cara a OS X o Linux. Debido a su constitución, este S.O. se vuelve bastante inestable según se van instalando programas de terceros, a la vez que se va acumulando “basura”, lo que hace que a los dos años el sistema vaya lento. También son muy frecuentes los errores arbitrarios, que surgen en el momento menos oportuno y no te permiten hacer tareas tan básicas como escribir un documento de texto o entrar en una web. Y, como no, no nos podemos olvidar de la seguridad. Es verdad que al ser el sistema operativo con más cuota de mercado, también es en el que los hackers más se centran. Pero incluso teniendo un antivirus instalado, siempre tendrás el temor de que tu ordenador sigue siendo vulnerable, y es que tal como está diseñado Windows, puedes infectar tu PC con un solo click.

Por su parte, OS X, pese a mantener una cuota de mercado muy inferior a la de su rival, continúa creciendo, mientras que este va perdiendo usuarios. Antes se relacionaba Mac con trabajos como la arquitectura, la música, edición de vídeos, etc. quedando marginado  del mundo doméstico. Pero con el cambio a Intel y la renovación de la gama de ordenadores Mac, el público de a pie empezó a encontrarle su atractivo, siendo usado hoy por todo tipo de personas. Esto se debe a su facilidad de uso, con una interfaz gráfica muy atractiva y sencilla; a su estabilidad, siendo muy raro que el ordenador se cuelgue, jugando un papel muy importante el hecho de que Apple fabrique tanto el hardware como el software, y a su potencia, puesto que gracias a su base UNIX permite realizar con soltura trabajos de producción y edición de vídeo, fotografía, música… También tiene de su lado la seguridad, pasando aquí lo contrario que en Windows, y es que al tener una cuota de mercado baja, los hackers no se centran tanto en él. Igualmente, su herencia UNIX, al igual que Linux, lo hace mucho más resistente a ataques, por lo que si tenemos sentido común, no nos hará falta un antivirus. Además, es una plataforma que cuenta cada vez más con el apoyo de los desarrolladores de software, pudiendo usar herramientas profesionales como Ableton, la familia Adobe… y aplicaciones del día a día como Skype, Spotify, Dropbox…

Sin embargo, no todo es perfecto, y obviando las limitaciones económicas (no todo el mundo puede permitirse un ordenador Mac), la personalización aquí es muy limitada, teniendo poco margen para modificar la interfaz gráfica y el funcionamiento de los componentes del sistema. Además, OS X no suele ser elegido por los desarrolladores de software pequeño, por lo que ciertas herramientas de pirateo, utilidades para modificar cosas… no las podrás ejecutar.

El sistema que queda por analizar es Linux. Aunque cada distribución tenga sus particularidades, podemos destacar como puntos fuertes en común su amplia capacidad de personalización, pudiendo modificar todos los aspectos del sistema a nuestro gusto; la seguridad, que al igual que Mac, gracias a su base UNIX ofrece una gran resistencia a los ataques, y que es software libre, lo que nos permite usarlo para lo que queramos sin tener que andar con licencias y sin pagar. Es, además, un sistema muy estable y robusto, que sabe aprovechar bien el hardware. Y no nos podemos olvidar de que es el favorito de los programadores, siendo compatible con todo tipo de lenguajes y tecnologías, todo ello sin pagar.

Pero debido a su baja cuota, el número de aplicaciones disponibles es bastante inferior a los otros dos, especialmente en lo que a software profesional se refiere. También tiene ciertos problemas de compatibilidad con determinados ordenadores o periféricos, aunque muchos dicen que la culpa de esto es de los fabricantes, no de Linux. Aunque la variedad de distribuciones sea uno de sus puntos fuertes, para los más novatos puede ser un verdadero caos. Además, no hay un soporte técnico oficial, por lo que si surgen problemas tendrás que preguntar en Internet o buscarte la vida.

Estos son los tres principales sistemas operativos para ordenador. Sé que hay muchos más, pero con menor importancia y en muchos casos con una orientación diferente a la doméstica y laboral. Muchos de los que estáis leyendo esto lo haréis desde un ordenador con Windows, por lo que os recomiendo que probéis Linux, porque no os cuesta nada e incluso puedes usarlo sin instalarlo (Live Mode). Aunque para gustos hay colores, para mí la mejor distribución es Ubuntu, pero también hay otras muy buenas. Para mí, el mejor S.O. es OS X, pero eso ya depende de cada uno.

¡No te vayas sin dejar un comentario!