Inicio » Aprende » Curiosidades » Protege físicamente tu móvil

Protege físicamente tu móvil

Sé que este no es un tema puramente informático, pero me parece interesante tratarlo. Cuando compramos un nuevo teléfono, siempre tenemos mucho cuidado para que no le pase nada, especialmente si es de gama alta (y de precio alto). Por ese motivo, es importante protegerlo correctamente para que no le pase nada. Pero el problema, en muchos casos, reside en que la mayoría de móviles son muy bonitos de por si, y muchos de  los métodos de protección ocultan esa belleza. Por lo tanto, tú serás el que elegirás el equilibrio entre protección y belleza, aunque si escoges bien podrás mantener ambas cosas.

Lo más popular es una funda trasera: son baratas, las venden en todas partes y hay miles de tipos (o por lo menos para los smartphones más populares). Su venta se ha disparado en parte debido a que para muchos son una forma de darle un look diferente a su dispositivo, distinguiéndolo del resto. Pero también sirven para proteger el móvil ante caídas y golpes, aunque según el tipo de funda lo hará con más o menos eficacia. La principal clasificación que se puede hacer es según el material, siendo los más empleados el plástico, la silicona y el cuero, aunque podamos encontrar algunos materiales sintéticos que mezclan varios de estos compuestos. Cuanto más mullida sea la funda, mejor resistirá los golpes y caídas, de ahí que la silicona parezca la opción más atractiva. Pero el problema es que muchas de estas carcasas se llenan de polvo y pelusas, siendo las de plástico duro mucho más limpias. Es ahí donde entran en juego los materiales sintéticos, que consiguen obtener las ventajas de cada compuesto.

Esto nos protegería la parte trasera y el borde, pero la parte más sensible del teléfono, la pantalla, quedaría al aire. Si usamos una funda completa, de las que tiene tapa para la pantalla, no hay problema. Pero si no, la mejor alternativa es sin duda un plástico protector. Mucha gente tiene ciertos prejuicios hacia ellas, incluido yo hasta que le puse una a mi móvil. No se nota diferencia ninguna, y la respuesta táctil es perfecta. El problema de estos plásticos está en su colocación: como entre una mínima mota de polvo o quede un poco de aire, los resultados son horribles, así como si lo colocas torcido. Pero cada vez son más fáciles de instalar, y en muchas tiendas te los pueden colocar profesionales. Además, su bajo precio y la facilidad para quitarlos los convierten en una opción muy interesante. Pero, ¿realmente sirven para algo? Aparte de dejar limpia la pantalla de suciedad y de rayazos, ante ciertas golpes pueden evitar la rotura del cristal. Si a esto le sumamos la resistencia de las pantallas de los terminales más recientes, nuestra pantalla quedará blindada ante caídas accidentales.

Si escogemos una buena funda y un plástico protector bien colocado, habremos incrementado la resistencia de nuestro smartphone ante golpes de una forma muy destacable. Claro está que hay teléfonos que resisten mejor que otros, y que ante ciertos accidentes no hay protección que valga. Si te preocupa lo que resistiría tu teléfono sin ningún accesorio, puedes buscar en YouTube “test de caída” (“drop test”) y tu modelo, pero lo mejor es la combinación funda más plástico, aparte de ser la más vistosa. Y, como no, el mejor método de protección es el sentido común: llevar el teléfono en un bolsillo bien cerrado y sujetarlo firmemente al usarlo nos evitarán muchos disgustos.

¡No te vayas sin dejar un comentario!