Inicio » Aprende » Trucos y consejos » Bloquea la publicidad en Android

Bloquea la publicidad en Android

No hay nada peor que estar jugando a un juego en tu Android y que de repente te aparezca un anuncio en vídeo de veinte segundos que no puedes quitar, con el consumo de datos, batería y tiempo que eso supone. O mismo una ventana que se abre cada dos por tres ofreciéndote una descarga. Este tipo de anuncios acaban haciendo que esa aplicación que tanto te gustaba acabe disgustándote. Es cierto que siempre está la opción de pagar una pequeña cantidad por quitarla, y yo estoy a favor de los anuncios sencillos para ganar dinero (en este blog los tengo, de hecho), pero estoy totalmente en contra de la publicidad “invasiva”, de ahí que escriba esta entrada.

Si nuestro teléfono tiene root, podemos descargar un programa gratuito llamado AdFree, que no ocupa nada de espacio ni recursos. Lo único que hace es modificar el archivo hosts del sistema, haciendo que el teléfono bloquee las conexiones a servidores de publicidad. De esta forma, al operar directamente sobre ese archivo, puedes desinstalar y mismo desrootear el móvil que la publicidad se seguirá bloqueando.Su configuración es muy sencilla: una vez abierto y concedido el permiso de superusuario, tendrás que pulsar en el botón de “Download & Install Hosts”. Esto descargará una lista actualizada con todos los servidores de publicidad, pudiendo bloquear así los anuncios. Y con esto ya podemos desentendernos de todo, puesto que la aplicación, tal como decía antes, no hace falta que la volvamos a abrir, pudiendo incluso desinstalarla. En caso de que quisieses dejar todo como estaba, borrando la lista de servidores de publicidad, con pulsar en “Revert” será como si no hubieses modificado nada. El resto de opciones no tienen mucha relevancia para usuarios que no sean expertos, y lo mejor es no tocarlas. Si las dos de actualizaciones están activadas, periódicamente se renovará la “lista negra”, aunque puedes actualizarla siempre que quieras con “Download & Install Hosts”.

Si no tenemos nuestro rooteado, hay una versión del popular AdBlock Plus para Android, que no requiere ningún tipo de modificación en nuestro teléfono. Eso si, no todas las versiones son compatibles, aunque en la web oficial no queda muy claro cuales sí y cuales no. Yo tengo la 4.4.2 y no da problemas, así que es cuestión de probar. Este software funciona de una forma un poco diferente al anterior: en lugar de modificar el archivo hosts (no puede porque se necesita root para esto), filtra todas las conexiones y en caso de detectar que hay peticiones a servidores de publicidad las bloquea. Una vez abierta, en su pantalla principal hay cuatro opciones: la de activarlo o desactivarlo, los filtros usados, permitir o no anuncios aceptables y ocultar el icono en la barra de notificaciones.

Pero la app de momento no hará nada, teniendo nosotros que redirigir las conexiones a Internet a través de AdBlock. Para cuando usemos WiFi, hay que ir a Ajustes > WiFi y entrar en las opciones avanzadas de nuestra conexión. Ahí tendremos que establecer el proxy como manual, escribiendo “localhost” como nombre del host y “2020” como puerto del proxy. En el caso de los datos móviles, hay que dirigirse a Ajustes > Más > APN, seleccionar el nuestro y modificar los datos proxy y puerto con los citados antes. A partir de este momento, todo el tráfico de nuestro Android será filtrado por AdBlock. Así, ya podemos volver a la app y modificar los ajustes a nuestro gusto. En suscripción de filtros puedes elegir las “listas negras” que se usarán. Por defecto viene “EasyList”, que es bastante buena. La opción de anuncios aceptables te permite elegir si quieres o no que se muestre la publicidad no molesta, de la que viven los desarrolladores. Finalmente, la opción de “ocultar icono” puede quitarlo de la barra de notificaciones, pero no es la forma idónea, siendo mejor desactivar la opción “Mostrar notificaciones” en Ajustes > Aplicaciones > AdBlock Plus.

A diferencia de AdFree, este software sí que tiene que estar instalado y abierto en segundo plano para bloquear la publicidad. Esto es lógico, porque lo que hace es filtrar él mismo las conexiones a Internet. Ese es el motivo por el que la opción de ocultar icono no es muy recomendable, porque entonces el task manager puede cerrarlo, mientras que con la alternativa que expliqué no pasa nada.

Estos programas son fantásticos, pero están lejos de ser perfectos (especialmente el segundo). A veces provocan fallos en la conexión de red (pequeños cortes, retrasos en velocidad…) y no filtran algunos anuncios. Además, en el caso de AdBlock Plus, consume cierta memoria y CPU al filtrar los datos. Otro detalle curioso de esta última es que si entras en Ajustes > Uso de datos, aparecerá como de los programas que más consume, pero realmente esa cantidad de datos habría que repartirla entre otras apps. Con esto quiero decir que no consume datos móviles, si no que se trata de un fallo del sistema al contabilizar el consumo de datos. Pese a todo esto, el ahorro de datos y batería que suponen hacen que merezcan la pena. Sin embargo, el objetivo de estas apps son acabar con la publicidad masiva, pero no con la moderada, que hay que respetar puesto que supone una recompensa al desarrollador de cualquier programa por su esfuerzo.

¡No te vayas sin dejar un comentario!