Inicio » Aprende » Trucos y consejos » Haz a tu Mac más compatible

Haz a tu Mac más compatible

Aunque OS X cada vez sea más compatible con todo tipo de dispositivos, a veces tiene ciertos problemas con formatos, en muchos de los casos por problemas de licencias. Una de las carencias más conocidas es la incompatibilidad con los discos formateados en NTFS, debido a que este sistema es propiedad de Microsoft. También te puedes ver limitado a la hora de reproducir vídeos, especialmente sí son con formatos usados para la piratería. En esta entrada vamos a ver como solucionar estos dos problemas. 


 
Respecto a los formatos, contamos con una utilidad gratuita llamada OSX FUSE, que con tan solo instalarla permitirá manejar discos en todo tipo de formatos, pudiendo leerlos, escribir en ellos e incluso formatear otros volúmenes en estos sistemas que antes no soportaba nuestro ordenador. Igualmente, en algunos casos, pese a instalar esta herramienta el formato NTFS se nos puede seguir resistiendo, por lo que entonces entrará en acción otra herramienta llamada NTFS-3g. También gratuita, la instalamos y ya no deberíamos de tener problemas. Recuerda que con ambos programas tienes que reiniciar el ordenador después de instalarlos para que funcionen. 
 
Ahora le toca el turno a la reproducción de vídeos. Mac viene con Quicktime, aplicación creada por Apple que permite la reproducción de vídeos, así como la grabación de la pantalla. Funciona muy bien y tiene un diseño muy minimalista y bonito. Pero el pero está en su incompatibilidad con formatos tan usados como .avi o .mkv. Si intentamos abrir alguno de estos archivos con esta aplicación nos mostrará un mensaje que nos dirigirá a una web de Apple en la que nos recomiendan una serie de programas para abrir estos vídeos, pero que en la mayoría de casos cuestan dinero y no merecen la pena. Sin embargo, no “publicitan” a VLC, software gratuito, de código abierto y que está disponible para Linux, OS X y Windows. Si lo instaláis, a la hora de abrir el vídeo que nos daba problemas solo hay que pulsar botón derecho, abrir con y elegir esta aplicación. En el 99% de los casos lo reproducirá sin problemas, sin necesidad de cambiar ningún ajuste.
VLC permite abrir vídeos desde cualquier fuente
 
En ambos casos hay más alternativas, pero son de pago y no merecen la pena porque estas gratuitas funcionan perfectamente. El sistema operativo de Apple es muy bueno, pero tiene este tipo de carencias, que por suerte son solucionables con facilidad, como hemos visto aquí. Además, OS X FUSE se integra muy bien con el sistema, ya que ni se nota su presencia. ¿Conocéis otros problemas de este tipo en OS X? ¿Usáis este software o preferís otras alternativas? ¡Un comentario se agradece!

¡No te vayas sin dejar un comentario!