Portada » Sistemas operativos livianos para tu ordenador antiguo

Sistemas operativos livianos para tu ordenador antiguo

Muchos de vosotros tendréis por casa un ordenador viejo al que no le dais uso porque va lento. Pues esa ya no es excusa válida, porque con dos sistemas operativos de los que os voy a hablar ahora podréis volver a usarlo, aunque lógicamente no para diseño gráfico, juegos o edición de vídeos. Se trata de Chrome OS y de Lubuntu. Ambos son gratuitos, aunque hay que tener en cuenta que ciertos componentes del ordenador, como la tarjeta WiFi, si son antiguas, pueden dar ciertos problemas de compatibilidad. Pero al no costar dinero y poder descargarlos fácilmente de Internet, no pierdes nada, teniendo en cuenta que deja probarlos sin tocar el ordenador (aunque el rendimiento no sea igual al de una instalación).


El primero, Chrome OS, es mantenido por Google y viene instalado en los llamados Chromebooks (portátiles fabricados por Samsung o Acer que no tienen mucho éxito). El problema es que la versión oficial solo es compatible con estos dispositivos, tal como pasa con Mac. Por ese motivo (como sucede también con OS X) mucha gente se dedica a sacar versiones compatibles con cualquier ordenador. En este caso, a diferencia del sistema de Apple, Google permite acceder al código fuente, por lo que las versiones que hacen los desarrolladores son estables, actualizadas y buenas. Los dos proyectos más destacados son Hexxeh y ArnoldTheBats, este último soportando muchas tarjetas WiFi y trackpads de los antiguos netbooks. En ambos casos hay que pasar la imagen descargada a una memoria USB y desde esta arrancar, con la ventaja de que no hay que instalarlo, guardándose las configuraciones en el pendrive.

Escritorio basado en Chrome (wikimedia.org)
Una vez en el escritorio, veremos que el sistema está basado en el popular navegador Chrome, tal como da a entender su nombre. Precisamente, su sencillez es su base, otorgando al sistema seguridad, estabilidad y ligereza. Este último factor es lo que lo hace candidato a reinar los ordenadores débiles en potencia y antiguos. Al integrarse con Google, todo se sincroniza con la nube. En definitiva, un sistema que merece la pena probar, aunque esté limitado (cada vez menos debido a que cada vez se pueden hacer más cosas a través de la web, sin software instalado).

La segunda alternativa es Lubuntu, una derivación de la popular distribución Linux Ubuntu, al que le ha quitado muchos paquetes de software para hacerlo más ligero, y ha sustituido Unity, que es bastante pesada, por una mucho más ligera, aunque menos vistosa. El resto se ha dejado igual, por lo que es más polivalente que Chrome OS, aunque estéticamente peor y en mi opinión menos ligera que el primero. Sin embargo, la posibilidad de instalar todo tipo de programas Linux es un punto a su favor, aunque en ordenadores débiles no sirva de mucho.

Escritorio de Lubuntu (wikimedia.org)


Así que antes de tirar tu ordenador, dale una oportunidad con uno de estos sistemas, porque te permiten seguir usándolo sin estar horas esperando a que se abra una ventana, a parte de estar usando software gratuito. ¿Lo has probado? ¡Cuenta tu experiencia en un comentario!

¡No te vayas sin dejar un comentario!