Portada » ¿Es iOS tan seguro?

¿Es iOS tan seguro?

A la hora de decantarse por un sistema operativo móvil, un factor que influye bastante es la seguridad. En general, se piensa que, sin duda alguna, iOS, el sistema operativo de Apple, es el más seguro, mientras que Android, su competencia, tiene fama de ser muy débil y tener muchas vulnerabilidades. Esta idea viene dada a varios factores:

  • Privacidad: En el sistema de Apple, cuando una aplicación intenta acceder a tu ubicación o (a partir de iOS 6) a tus fotos, calendario, recordatorios o contactos, tiene que pedirte expresamente tu permiso, dándote la posibilidad de impedirlo. Hay que tener en cuenta que quien pide tu consentimiento es el dispositivo, y no la app, por lo que en caso de denegarle el acceso a algo de lo anteriormente dicho, no tiene otra forma de obtenerlo. En Android, cuando instalas software, te aparece una lista de permisos, que obligatoriamente tienes que aceptar para poder usar el programa (si tienes el móvil con root puedes controlar esto; en esta entrada se explica como). 
  • Filosofía del sistema: El SO del iPhone, iPad y iPod touch es muy cerrado, en el sentido de que el usuario se supone que no puede modificar aquello que no sea fundamental. Todo tiene que funcionar como Apple desea, sin que el usuario pueda decidir lo más mínimo en la personalización de ciertos aspectos.
  • App Store: La tienda de aplicaciones para iPhone y iPad garantiza, o eso se supone, la seguridad de los dispositivos de Apple, ya que todo el software que se distribuye en ella es revisado por la marca de la manzana.
Visto así, tal como lo hace la mayoría de la gente, iOS gana por goleada al de Google. Pero estas verdades no son del todo ciertas:
  • Privacidad: Es verdad que los datos sensibles están bien protegidos, pero las aplicaciones pueden obtener cierta información sobre tu móvil sin que te enteres, como tu número de teléfono, IMEI, datos sobre el WiFi al que estás conectado, hacer fotos sin que te enteres y un largo etcétera. En Android, sin embargo, en la información de una aplicación, puedes ver absolutamente todos los permisos a los que puede acceder: desde usar tu ubicación hasta utilizar la cámara o el micrófono, pasando por acceso a contactos, agenda, información del teléfono… En ese sentido, por mucho que se critique el sistema de permisos de Android, yo pienso que “quien avisa no es traidor”.
  • Filosofía del sistema: El SO de Google es muchísimo más abierto que su competencia. Deja que el usuario controle los aspectos que quiera, mientras que el de Apple no. Sin embargo, iOS ha tenido fallos de seguridad tan grandes, especialmente en el navegador Safari, que desde este se pueden ocultar iconos del menú, e incluso antes se podía instalar Cydia. Además, si conectas tu iPhone, iPad o iPod Touch a un ordenador, desde este puedes hacerle un jailbreak, así como otras cosas que demuestran que la seguridad de iOS no es tan buena.
  • App Store: En esta tienda, a parte de revisar la seguridad del software que se vende, se supone que se revisa el contenido para que no infrinja las políticas de Apple. Sin embargo, últimamente me ha llamado la atención encontrar en esa tienda aplicaciones que hackean WiFi, algo que se supone que se opone a las normas de la marca de la manzana. Además, se han descubierto otras formas de instalar software en un dispositivo Apple, pudiendo incluso instalar programas que cuestan dinero en el App Store totalmente gratis, sin necesidad de piratear el móvil. 
La conclusión que saco de todo esto es que la seguridad de tu iPhone, iPad o iPod Touch depende únicamente de Apple. En Android, el 99% de los fallos de seguridad se dan por tener activada la “Depuración USB” o no tener un antivirus. Puedes instalar uno gratis desde el Play Store, y la depuración USB se puede desactivar entrando en Ajustes > Opciones de desarrollo. De esa forma, quedas totalmente protegido, mientras que en iOS, estás vendido, en el sentido de que tu seguridad depende de los ingenieros de Apple.
¿Qué pensáis vosotros?

¡No te vayas sin dejar un comentario!