Portada » Steve Jobs, nunca te olvidaremos

Steve Jobs, nunca te olvidaremos

Hoy, 6 de octubre del 2011, ha sido un día muy triste para todo el planeta. Ha fallecido un genio, un gurú de la tecnología: Steve Jobs, fundador de Apple y hasta agosto CEO de la empresa de la manzana.

Su historia es asombrosa: fue un niño adoptado, y que al llegar a la universidad duró menos de seis meses. Su pasión era la tecnología, y fundó Apple en un garaje con un amigo, pero lo que no sabía era a lo que iba a llegar. Cuando la empresa empezó a hacerse más grande, fue despedido de su propia compañía, pero en lugar de rendirse, decidió crear otra empresa, NeXT, la cual fue comprada más tarde por Apple. También creo el conocido estudio de animación PIXAR, ahora propiedad de Disney. Tras la compra por parte de Apple de NeXT, Jobs volvió a trabajar en su empresa, y a partir de ahí empezó a crecer cada día más, superando a sus rivales, hasta llegar a la actualidad, que es un referente.

Su personalidad fue una pieza clave para que Apple sea lo que es ahora: siempre buscaba el producto perfecto, basándose en tres cosas: minimalismo, facilidad de uso y potencia. Nos asombró con productos tan asombrosos como el iPhone, el cual cambió por completo el concepto de smartphone, que de aquellas eran máquinas con un diseño tosco y poco intuitivo. Inventó el mundo de las “apps”, que de aquellas no tenían importancia. Más tarde vino el iPad, que también cambió por completo el mundo de las tabletas, que de aquellas eran portátiles con la pantalla táctil. Y todo esto con sus tres ideas básicas.

Pero la salud no siempre le acompañó: un cáncer de páncreas que tenía desde 2003 fue lo que provocó su dimisión como CEO en Apple, y lo que hoy ha provocado su muerte.

Termino esta despedida contando que hoy, en señal de luto, las tiendas de Apple en todo el mundo han apagado la luz de la manzana de la entrada y que en la web de Apple han hecho un homenaje en su honor.

Muchas gracias por habernos hecho pasar tantos buenos momentos a los amantes de Apple, por habernos deleitado con “joyas” como el iPhone y el iPad. Y cada vez que encendamos nuestro iPod, entremos en el App Store, escribamos un texto en nuestro Mac o veamos una foto en un iPad, siempre nos acordaremos de ti.

Gracias por haberme hecho feliz a mí y a millones de seguidores de Apple.

Un comentario

¡No te vayas sin dejar un comentario!